Los peces de oro: así fortalecemos el emprendimiento, la creación artística y cultura íctica.

Las mujeres artesanas de Mompox, nos recuerdan por medio de su arte de los peces de oro los mejores pasajes de la novela 100 años de soledad de Gabo; este arte de filigrana, tiene sus inicios con Teófilo Gutiérrez, quien habría sido el primero en realizar estos pececitos en el municipio de Mompox.


Como una apuesta  por el emprendimiento juvenil, la fundación Neotropical Cuencas, unió esfuerzos con las mujeres artesanas de Mompox  y Consejería Presidencial para la Juventud ; con el ánimo de vincular el conocimiento local, información científica disponible y generar a su vez la oportunidad de dar representatividad a las juventudes colombianas mediante esta iniciativa que comprende la raya de río (Potamotrygon magdalenae). Esta especie es endémica de la cuenca del río Magdalena y la única de las rayas de agua dulce para este cuerpo hídrico, la cual, tiene una importancia en su hábitat, puesto que controla, la mayoría de larvas de los insectos acuáticos; en cuanto a los servicios ecosistémicos se destaca que estas rayas son utilizadas como recurso alimenticio, en la salud con el uso del aceite (tratamiento del asma) y de economía local gracias a la comercialización como peces ornamentales.


Las rayas tradicionalmente en la cuenca del Magdalena, han sido estigmatizadas por pescadores  o pobladores de las riberas, debido al miedo que genera la posible picadura de esta especie.


Siendo así,  mediante la cultura, conocimiento biológico y emprendimiento juvenil tenemos la oportunidad de cambiar la visión y posiblemente conservación de esta especie en el medio ambiente.


Ustedes también pueden ayudar a fortalecer este emprendimiento por la conservación de la raya de río (Potamotrygon magdalenae)  adquiriendo el producto o difundiendo la información: https://cutt.ly/ed56KiG